Hotel

Recuerdos en la Historia

Edificio que data de principios del siglo XX(1900). El primer propietario Sr.Tapia, fue un sensible hacendado de la zona fundador de la conocida marca de jabones “Chimbo”.

La Jabonera Tapia y sobrino (1863) es una de las empresas más antiguas de Euskadi. Víctor Tapia funda la fábrica de jabones “Chimbo” en Bilbao que después gestionaría su sobrino Mamerto López-Tapia, uno de los descubridores de Torremolinos.

Al no tener descendencia directa, su herencia queda en manos de una fundación, Víctor Tapia-Dolores Sáinz, que aún sigue en activo y es accionista importante de varias empresas vascas. La antigua fábrica de jabones fue derribada en 1996, pero aún existe una empresa denominada “Productos Chimbo”.

Víctor Tapia lo construyó con las piedras originales de un antiguo cuartel del siglo XII llamado “El Cuartel del Rey”, incorporando en las estancias más nobles del castillo un singular escudo de armas con seis aves que portan en sus picos una pieza redonda y amplia.

Tras investigaciones en relación a este escudo, pudimos saber que:

Según el cronista trujillano del siglo XVI Esteban de Tapia, fue un caballero del Solar de Pancorbo fue quién adoptó en él escudo de armas de los Tapias, seis cuervos con hogaza de pan en sus picos, el cual hace recordar la historia de su castillo de Pancorbo, que sitiado por los moros y sin víveres sus defensores con los que hacer frente al asedio, bandadas de cuervos sobrevolaron la fortaleza soltando en ella las hogazas de pan que llevaban en sus picos, pudiendo así sus ocupantes ganar la batalla final contra los Moros. Esta es la razón por la que a este desfiladero se le conoce con el nombre de Pancorbo “Pan del Corvo” (cuervo).

Este escudo de armas se aprecia en diferentes lugares del Castillo el Collado, puerta principal, jardineras de la entrada, escudo en chimenea del salón. Con la muerte de los Sres. Tapia y recibir la herencia el Obispado de Alava y tras arduas negociaciones, pasó a manos de este humilde hotelero de Laguardia, quien pretende colmarles de atención,para que su estancia les resulte lo más grata y amena posible.

Don Esteban de Tapia, cronista Trujillano del siglo XVI, fue un caballero del solar de Pancorbo y de las gentes de Tapia quien mandó construir la Iglesia de Santiago de Trujillo, para enterrarse en ella y todos los nobles de su estirpe. Fue durante mucho tiempo, uno de los lugares donde se reunía el Concejo. La reina Isabel La Católica visitaba la Iglesia durante sus frecuentes estancias en Trujillo.

El interior del Templo de triple nave dividida en tres secciones, mediante pilastras y arcos, con bóvedas de aristas, en las claves se representaron las conchas de Santiago. Las capillas funerarias que tienen los escudos de los Tapias y Loaysas, son de estilo gótico y con escudos de sus armas.

En el altar mayor hay dos sepulcros labrados en granito por el cantero García Carrasco, uno de la familia Diego García de Paredes, con águila bicéfala coronada, concedida por el Emperador Carlos V, el otro, de los Tapias, con las cabezas de cuervos con pan en el pico.

Reciban mi más sincera bienvenida, a ésta, su segunda casa.

historia

Excellent
Rated By guests
9.2

Hotel Castillo El Collado

HotelsCombined

Los comentarios están cerrados.