Naturaleza

La situación geográfica de Laguardia es inmejorable por su ubicación en la parte central de la comarca que propicia un interesante microclima generado por la barrera natural de la Sierra de Toloño y que evita los fríos vientos del norte y genera climas suaves y agradables.

Los amantes de la naturaleza podrán disfrutar no solo de la práctica del senderismo y el montañismo por uno de los paisajes más bellos en matices de color, sino que además podrán contemplar la riqueza de formas vivas que habitan en las lagunas de agua salada y que ha sido declaradas como Biotipo Protegido.

Este complejo de tres lagunas sirve de hábitat a una rica flora y fauna. Dos de ellas,las lagunas de Carravalseca y Carralogroño son naturales y de naturaleza endorreica, mientras que la tercera, Prao de Paúl es de origen artificial y cuenta con amplias masas de carrizal. En esta última la única permanentemente inundada se asienta una nutrida colonia como el ánade azulón, garza real, cigüeña, además de ser también una escala en la migración de otras especies. Cuenta con un pequeño observatorio y un mirador panorámico. Los cultivos y matorrales del entorno permiten la observación de un buen número de especies de aves de distribución mediterránea.

A pesar de que cualquier momento del año es recomendable para asistir a esta cita natural, es durante el periodo de septiembre a marzo cuando el espectáculo adquiere especial interés, ya que al tratarse de uno de los puntos más importantes de nidificación e hibernación de las aves migratorias, los sonidos y los vuelos de cientos de aves proporcionan un cuadro digno de ser observado. Recomendable también la visita al Parque Ornitológico ‘Los Molinos’ situado en la Sierra de Cantabria.

Reserva y organización de grupos: Oficina de Turismo de Laguardia / 945 60 08 45

Los comentarios están cerrados.